10 Beneficios de la economía circular
10 Beneficios de la Economía Circular

En un planeta que se acerca a los 8.000 millones de personas, la mentalidad del usar y tirar no puede durar para siempre. Es preciso implementar cuanto antes estrategias de reutilización, recuperación y aprovechamiento eficiente de unos recursos que empiezan a mostrar síntomas de agotamiento. Es la llamada economía circular, un modelo económico más sostenible e integrador que busca optimizar el uso de los materiales, la energía y los residuos para su reincorporación al ciclo productivo. En este post te explicamos qué es la economia circular, cómo funciona, ejemplos, principios básicos y los beneficios de la economía circular.

Qué es la economía circular

 

Según la definición de la Fundación para la Economía Circular, «la economía circular es un concepto económico que se interrelaciona con la sostenibilidad, y cuyo objetivo es que el valor de los productos, los materiales y los recursos se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, reduciendo al mínimo los residuos».

Dicho de otro modo, una economía más eficiente y sostenible concebida para aprovechar, recuperar, reutilizar y reciclar todo lo posible los productos, los materiales, la energía y los recursos.

El objetivo es cerrar al máximo el círculo en cuanto al aprovechamiento óptimo de todos los recursos materiales, de forma que se mantengan en el ciclo productivo el mayor tiempo posible.

Un futuro sostenible pasa por que los residuos de unos se conviertan en recursos y materias primas para otros. Gracias a los beneficios de la economía circular, contribuiremos a reducir la generación de residuos, las emisiones contaminantes y los impactos medioambientales, generando un modelo de crecimiento más respetuoso con nuestro planeta.

 

 

Cómo funciona la economía circular: Principios

 

La economía circular se basa en tres principios fundamentales:

 

1. Preservar los recursos naturales y el medio ambiente

 

La economía circular trata de luchar contra el cambio climático y limitar los impactos medioambientales del uso de los recursos.

Elige tecnologías y procesos productivos basados en energías renovables o de mayor rendimiento y se preocupa por la gestión ambiental: reducir las emisiones y la huella de carbono, minimizar el consumo de recursos naturales, utilizar materiales reciclados y biodegradables y disminuir la generación de residuos.

En la misma línea, vigila y controla factores externos como el uso del suelo, la contaminación del aire y del agua o el vertido de sustancias tóxicas.

 

2. Gestión eficiente y responsable de los recursos

 

El principal objetivo de la economía circular es optimizar el uso de los recursos. Esto se traduce en:

 

• Reutilización de materiales para crear nuevos productos.

• Reciclaje y aprovechamiento energético de los residuos, extrayendo todos sus componentes útiles para darles nuevos usos.

• Incremento de la vida útil de los productos, reduciendo su velocidad de rotación.

• Reparación y reacondicionamiento de productos para darles una segunda vida.

• Diseño ecológico o ecodiseño: el producto es diseñado para ser deconstruido y favorecer su reciclaje.

• Ecología territorial: organización industrial en un mismo territorio para optimizar los flujos de materiales, energía y servicios.

 

3. Fomento de la eficiencia del sistema

 

– Eliminar del diseño los factores externos negativos. Esto incluye evitar (o reducir en lo posible) los posibles daños, no sólo al medio ambiente, sino también en ámbitos como la alimentación, la movilidad, la educación, la sanidad, etc.

– Servitización. Promover el uso frente a la posesión. Se trata de ofrecer como servicio la prestación que tiene un producto en lugar de que el consumidor lo adquiera en propiedad. Así, se incrementa la utilización de los bienes y, cuando han cumplido con su función, se asegura su vuelta al ciclo productivo para ser reutilizados.

– Economía colaborativa. Impulso de este modelo económico basado en las nuevas tecnologías que consiste en la colaboración de personas y empresas para prestar, intercambiar, vender, alquilar o comprar productos y servicios. De este modo se consigue una mayor reutilización, el ahorro de recursos y un consumo más responsable.

 

Economía circular frente a economía lineal

 

El modelo lineal de economía aplicado hasta ahora se basa en la extracción, fabricación, utilización y eliminación. Es decir, en el usar y tirar.

Este sistema está llegando al límite, puesto que la mayor parte de los recursos son finitos y asistimos al progresivo agotamiento, no sólo de los combustibles fósiles, sino también de otro tipo de materias primas y recursos naturales.

Además, este modelo económico produce un gran impacto en el clima y graves consecuencias medioambientales, ya que requiere la extracción y el uso de grandes cantidades de materias primas, un ingente consumo de energía que multiplica las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y la generación de miles y miles de toneladas de residuos, de los que casi la mitad terminan en vertederos.

 

Gráfico economía circular frente a economía lineal

 

En contraposición a este modelo tan poco sostenible para el planeta, la economía circular pone el foco en la eficiencia en el uso de los recursos. Un nuevo sistema basado en un uso más inteligente de las materias primas, la energía y los residuos, donde los componentes de los productos que han concluido su ciclo de vida entran de nuevo en el proceso productivo y son utilizados una y otra vez.

Su pilar fundamental es «cerrar el ciclo de vida» de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía.

 

10 Beneficios de la Economía Circular

 

1. Protección del Medio Ambiente

Es uno de los puntos más cruciales de este modelo. La economía circular ayuda a disminuir el uso de los recursos naturales, a minimizar la generación de residuos y a limitar el consumo de energía, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

2. Mejora de la seguridad de suministro de materias primas

En un contexto de escasez y fluctuación de los precios de las materias primas, la economía circular contribuye a la seguridad del suministro de recursos esenciales y favorece una menor dependencia de la importación, al utilizar los residuos locales como principal fuente de materia prima.

 

3. Generación de riqueza y empleo

Este modelo emergente es creador de riqueza y empleo. Según estimaciones de la Unión Europea (UE), avanzar hacia una economía más circular podría generar, de cara a 2030, un crecimiento económico de un 0,5% adicional del PIB y la creación de unos 700.000 puestos de trabajo en Europa.

En Chile, el sector de la gestión de residuos ya representa miles de puestos de trabajo y contribuye a la reindustrialización del territorio nacional.

 

4. Beneficia la economía local

Otro de los beneficios de la economía circular es que, al convertir los residuos locales en materias primas, se convierte en paradigma de un sistema generador de empleo local, no deslocalizable.

 

5. Estimula la innovación y la competitividad

Al pensar y diseñar productos más sostenibles (ecodiseño), con menor consumo de materias primas, mayor vida útil y menor generación de residuos, la economía circular proporciona a los consumidores productos cada vez más innovadores.

Igualmente, el desarrollo de la economía circular permite a las empresas obtener una ventaja competitiva en el contexto de la globalización, aportando valor a su marca.

 

6. Favorece nuevos modelos de negocio

Ya que apuesta por la reparación de productos, la remanufactura o reacondicionamiento, la reventa y las plataformas de intercambio o consumo colaborativo, los servicios de pago por el uso de productos en lugar de comprarlos, la recuperación de residuos, etc.

 

7. Ahorro en los costos de fabricación y en los productos de consumo

La economía circular busca minimizar el uso de materiales y acortar en lo posible el círculo para que el producto pueda ser reutilizado, transformado o refabricado.

Al volver al ciclo productivo con mayor rapidez, las empresas consiguen un ahorro en los costos de material, mano de obra, energía y capital incorporados al producto, ahorro que beneficia a los consumidores.

 

8. Impulsa el I + D + i y las nuevas tecnologías

El desarrollo de nuevos productos y soluciones a partir de los residuos impulsa los programas de I + D + i (Investigación, Desarrollo e Innovación) de las empresas e instituciones públicas chilenas.

Se invierte en investigación y nuevas tecnologías para hallar nuevas formas de reutilizar los residuos o transformarlos en innovadores productos de consumo.

 

9. Productos más duraderos

Uno de los pilares de la economía circular es alargar la vida útil de los productos para evitar el uso de nuevas materias primas y ahorrar energía y residuos.

Esto beneficia a los consumidores frente a la obsolescencia programada del actual modelo económico lineal, contra la que organismos como el Parlamento Europeo ha iniciado medidas en los últimos años.

 

10. Consumo más responsable

La economía circular engloba, no sólo aspectos económicos y medioambientales, sino también sociales. El impulso de este modelo promueve una mayor reflexión de los ciudadanos acerca de sus necesidades reales y el cambio hacia hábitos de consumo más sostenibles.

 

5 Ejemplos de Economía Circular

 

Aunque queda mucho camino por recorrer, ya son numerosas las empresas que apuestan por los beneficios de la economía circular y los han aplicado a sus modelos de negocio. A continuación citamos cinco ejemplos de economía circular:

 

1. EKOREC

La empresa española EKOREC es un referente en economía circular del plástico, suministrando embalajes y soluciones sostenibles a la industria alimentaria, farmaceútica, cosmética, automoción, etc., a partir de PET reciclado, el plástico utilizado en las botellas de agua y refrescos.

La compañía recicla anualmente y proporciona nuevos usos a 25.000 toneladas de PET (politereftalato de etileno), obtenidas de triturar y fundir 4.000.000 de botellas.

 

2. ZICLA

La empresa Zicla fabrica los separadores del carril bici y otras soluciones de movilidad y accesibilidad para las ciudades a partir de materiales reciclados y residuos plásticos, entre ellos los procedentes del recubrimiento de los cables de aparatos eléctricos y electrónicos, consiguiendo dar una aplicación industrial a este material plástico de alta calidad que venía siendo desechado.

 

3. Fat Llama

Fat Llama es ejemplo de una empresa que pone en contacto personas dispuestas a alquilar sus equipos técnicos (una cámara de vídeo, un dron, equipos de música, instrumentos musicales, etc.) a quienes los necesitan solamente unas horas o unos días.

De este modo, al final de su vida útil los productos habrán tenido muchísimo más uso y aprovechamiento que si son utilizados por una sola persona.

 

4. Gerrard Street

La compañía Gerrard Street ha diseñado unos auriculares modulares de alta calidad que se desmontan fácilmente. De este modo, las piezas se pueden actualizar y reparar cuantas veces sea necesario, logrando un producto mucho más duradero y sostenible. No en vano, se calcula que cada año se tiran a la basura la friolera de 15 millones de kilos de auriculares.

 

5. Replenish 3.0

Los plásticos desechables de un solo uso son la pesadilla contaminante del planeta. Basándose en que gran parte de los productos de limpieza envasados en botellas de plástico contienen un 90% de agua y solo un 10% de ingredientes activos, la empresa Replenish 3.0 ha ideado una botella reutilizable a la que se acopla una cápsula con el ingrediente activo concentrado, mientras que el resto se rellena en casa con agua.

Ejemplos de economía circular: Replenish

 

Así, el envase se puede utilizar muchas veces, evitando las botellas de un solo uso que, además de originar altísimos costos de producción, están contaminando seriamente el planeta.

 

Curso de Economía Circular

 

Una vez explicados los beneficios de la economía circular, parece claro que avanzar hacia este modelo de economía sostenible debe convertirse en un objetivo fundamental, no solo de las empresas y gobiernos, sino del conjunto de la sociedad. La salud del planeta y el legado de las generaciones futuras están en juego.

Si quieres aprender más sobre estrategias para implementar la economía circular, en Lecciona tenemos a tu disposición el Curso online de Economía Circular y Sostenibilidad Ambiental, donde se aportan las claves e instrumentos necesarios para impulsar la transición a este modelo económico orientado al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Una formación de gran valor curricular en la que aprenderás cómo hacer compatibles el progreso y la sostenibilidad, entendiendo la enorme importancia que tiene la implicación, participación y compromiso de todos los actores de la sociedad, no sólo chilena sino mundial (sector público, industrial, tejido empresarial, agroalimentario, consumidores, etc.), en el cumplimiento de los objetivos de circularidad.

Y, si deseas más información sobre nuestra oferta formativa, puedes acceder a nuestro amplio catálogo de más de 1.000 cursos online con Certificado en este enlace.

Administrator